El CBD, una forma natural de bajar la tensión arterial

Según la Revista Española de Cardiología, el 42,6% de la población mayor de 18 años es hipertensa y un 37,4% de ellos está sin diagnosticar, lo que supone más de cuatro millones de españoles que desconocen sufrir este problema de tensión arterial. Cifras que van en aumento a medida que envejecemos: casi el 60% de las personas mayores de 60 años la padecen, y a los 70 se sitúa en torno al 70%. 

Pero el hecho de sea que sea tan común no significa que no sea peligroso. Como cualquier médico diría, una hipertensión sin control aumenta el riesgo de infarto y enfermedades del corazón. Sin embargo, hay muchas cosas que pueden ayudar a bajar la presión arterial de forma natural como complemento a los tratamientos médicos.

A medida que los productos de cannabidiol (CBD) aumentan en popularidad, este compuesto vegetal se convierte en la alternativa a ciertos medicamentos fabricados, que tienen efectos secundarios tremendos. Después de todo, la investigación sugiere que el CBD tiene muchas propiedades beneficiosas, incluida la capacidad de aliviar los dolores y molestias, reducir los síntomas de ansiedad e incluso controlar la inflamación.

Estudios recientes incluso sugieren que el CBD puede reducir la tensión arterial alta. En SantaCalma tanto los aceites como la crema o la loción de CBD se convierten en los aliados perfectos para experimentar los beneficios del CBD.

Seis formas naturales de bajar la tensión

Hacer ejercicio diariamente. 

Mantenerse activo todos los días es lo mejor que puede hacer para bajar la tensión arterial, ya que el ejercicio fortalece el corazón para mejorar el bombeo de sangre alrededor del cuerpo, aliviando así la presión en las arterias. Cuanto más mejor, pero tampoco hace falta en convertirse en atleta olímpico, con una caminata diaria de 30 minutos puede ser suficiente.

Comer menos sal

La ingesta de sodio en la dieta de los españoles está por encima de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, que aconseja tomar 2.000 mg de sodio al día, mientras que los españoles ingieren 2.025 mg diarios. La ingesta alta de sal se ha relacionado durante mucho tiempo con la presión arterial alta e, incluso, si no echársela a las comidas, es posible que se ingiera más sal de lo que uno cree. Esto se debe a que el sodio se esconde en muchos alimentos procesados ​​y preparados, una gran razón para comenzar a comer fresco. Para condimentar las comidas las hierbas y las especias son una opción más saludable.

Beber menos alcohol

El consumo excesivo de alcohol está fuertemente relacionado con la tensión arterial alta.

Comer chocolate amargo

Se ha demostrado que los compuestos vegetales, los flavonoides, que se encuentran en el chocolate negro y el cacao, provocan la dilatación de los vasos sanguíneos, lo que ayuda a reducir la presión arterial.

Mejorar el manejo del estrés

Los expertos en corazón dicen que reduciendo el estrés se reduce la tensión arterial. Cuando estamos estresados, nuestro cuerpo entra en modo de lucha o huida, lo que significa una frecuencia cardíaca más rápida y vasos sanguíneos constreñidos. Muchos son los métodos de relajación: meditación, un largo baño, leer, escuchar música… cualquier cosa que favorezca un estado de ánimo tranquilo.  Y aquí es donde entraría el CBD en acción según sugieren ciertos estudios sobre cómo el aceite de CBD pueden favorecer la relajación natural.

Efectos del CBD en la tensión 

El CBD puede reducir la tensión arterial alta del cuerpo al dilatar los vasos sanguíneos, lo que permite que la sangre fluya con mayor facilidad y, por lo tanto, reduce la presión necesaria para la circulación.

En un famoso estudio cruzado aleatorio de 2017 dirigido por el médico británico Khalid Jadoon y publicado en el Journal of Clinical Investigation (JCI), se administró una dosis única de 600 mg de aceite de CBD o un placebo a nueve voluntarios sanos. Los datos resultantes mostraron que la administración aguda de CBD redujo la tensión arterial en reposo en comparación con la dosis de placebo.

Luego, los pacientes recibieron una serie de pruebas de esfuerzo para aumentar la frecuencia cardíaca. Aquellos que recibieron 600 mg de CBD tuvieron picos de presión arterial inducidos por el estrés más bajos que el grupo de control.

Es asombroso, pero es cierto. Una sola dosis de cannabidiol redujo la tensión arterial de los pacientes, ya sea que estuvieran en reposo o bajo estrés.

El tamaño de la muestra de estos estudios fue pequeño y se requiere más investigación para establecer si el CBD tiene un papel en el tratamiento de los trastornos cardiovasculares, pero los resultados son prometedores.

Pero, ¿cómo dilata el CBD sus vasos?:

Actúa como vasodilatador

Como referencia, una presión arterial normal generalmente se mide a 120/80 mm de Hg. Cualquier valor superior a este promedio constituye hipertensión y es probable que sea un signo de vasoconstricción persistente. El mal funcionamiento de la hormona renina-angiotensina-aldosterona (RAAS) también puede causar hipertensión. 

Para reducir la presión arterial, es necesario que ocurra el proceso de vasodilatación. Aquí es donde el CBD podría entrar en juego. Dado que podría actuar como un vasodilatador natural, podría ayudar a relajar las paredes arteriales, permitiendo el proceso de vasodilatación y  que la sangre fluya sin problemas, lo que alivia la tensión arterial y da como resultado una presión sanguínea más baja. 

Puede ser un regulador hemodinámico

El CBD también puede actuar como un regulador hemodinámico, lo que significa que podría mantener el flujo constante de sangre en el cuerpo. La hemodinámica relaciona la tensión arterial de su cuerpo con las acciones de bombeo del corazón. 

Si la respuesta hemodinámica es defectuosa, se interrumpirá el flujo normal de sangre y aumentará la presión sobre las arterias. Aquí es donde el CBD podría jugar un papel importante. Si es un regulador hemodinámico eficaz, entonces puede ayudar a mantener la tasa de flujo constante de sangre en su corazón, previniendo picos de tensión arterial en condiciones estresantes.

Ayuda a reducir la inflamación

La inflamación puede ocurrir en muchas áreas de su cuerpo, incluidos el corazón y los vasos sanguíneos como respuesta a objetos extraños en el organismo diseñada para estimular reacciones para lidiar con la infección. La inflamación crónica afecta la salud cardiovascular e incluso conduce a la aterosclerosis, un endurecimiento de las arterias, es un desencadenante común de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. El CBD puede reducir la tasa de inflamación al inhibir la liberación de sustancias mensajeras que se utilizan para desencadenar la inflamación. También puede aliviar el estrés oxidativo, que también conduce a la inflamación arterial.

Propiedades analgésicas del CBD

Según el Instituto Nacional de Salud (NIH) de Estados Unidos, el dolor agudo puede provocar hipertensión arterial. Debido a que el CBD actúa sobre los receptores del dolor en el cerebro, las propiedades analgésicas del CBD podrían provocar una disminución de la presión arterial.

¿Cómo ayuda el CBD a reducir el estrés? 

La ansiedad es un catalizador de la presión arterial alta, ya que puede aumentar la frecuencia cardíaca. El CBD puede reducir algunos síntomas de ansiedad, que luego podrían reducir la tensión arterial. Cuando estamos ansiosos o estresados, el cuerpo produce cortisol, la hormona del estrés que puede afectar a la presión arterial. 

El CBD podría ayudar a regular la excreción de cortisol en el organismo, lo que ayuda a reducir la tensión arterial. Este efecto sugerido se debe a la capacidad del CBD para actuar sobre los receptores cerebrales de la serotonina, el neurotransmisor que regula su estado de ánimo, reduciendo así su ansiedad.

La ansiedad puede provocar palpitaciones y frecuencia cardíaca rápida, lo que lo deja en riesgo de hipertensión arterial y enfermedades cardíacas.

Se ha demostrado que el aceite de CBD, como el que ofrece SantaCalma, reduce la ansiedad en estudios con animales realizados por el Instituto Nacional para el Abuso de Drogas (NIDA). Este estudio demostró que los síntomas que acompañan a la ansiedad, como la presión arterial alta y la frecuencia cardíaca rápida, mejoraron con el uso de CBD.

Además, a medida que el CBD reduce el estrés, es posible que observe un aumento en la calidad del sueño y el bienestar general. El aceite de CBD ayuda a regular las glándulas suprarrenales, por lo que es menos probable es que la persona se sienta fatigada ya que  el cuerpo regresa a un estado de equilibrio en lugar de constante estrés.

¿Es seguro el CBD para las personas con tensión arterial alta?

Se ha demostrado que el CBD es seguro incluso en dosis altas si bien siempre hay que consultar al especialista si se está tomando medicamentos para controlar la presión arterial para evitar que se produzca interacciones.

Cuando estamos estresados, nuestro cuerpo produce cortisol, la hormona del estrés. Los niveles altos de cortisol estrechan los vasos sanguíneos y pueden provocar presión arterial alta.

Aunque se necesita más investigación, estudios como este han demostrado que las cualidades terapéuticas del CBD podrían ayudar a mantener niveles saludables de cortisol en el cuerpo.

¿Qué es la hipertensión?

La hipertensión es el término médico para la presión arterial alta. A medida que la sangre se bombea a través de los vasos sanguíneos, estos experimentan cierto grado de fuerza. Si tiene tensión arterial alta, esta fuerza puede dañar las paredes de sus vasos sanguíneos, venas y arterias.

La presión arterial se describe por dos números, 120/80 o similar. El primer número se refiere a la presión sistólica, la presión que se ejerce cuando el corazón se contrae y bombea sangre a las arterias. El segundo es la presión diastólica, medida cuando el músculo cardíaco se relaja entre latidos. En cardiología, una presión sistólica de 140 y / o una presión diastólica de 90 se considera el límite entre la presión arterial normal y la presión arterial alta, que puede provocar complicaciones cardiovasculares como enfermedades cardíacas, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, aneurismas e insuficiencia cardíaca. 

La afección se ve agravada por la diabetes tipo 2, el estrés, la ansiedad, la inflamación, los niveles altos de colesterol, el insomnio, una dieta rica en sal y el consumo de alcohol y tabaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y Más Informacion, pinche el enlace para mayor información.Más Info cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat